Viajar en furgo

octubre 05, 2016

Viajar en furgo

CoolPaul es fan total de esta experiencia por muchos motivos:

Sí, el espacio es muy limitado, pero te das cuenta de lo poco que necesitas en el día a día.

Sí, tienes que ser organizado y te pasas el día reestructurando la furgo por dentro para construir el “salón”, el “dormitorio”, el “comedor” pero es algo divertido y en un par de días le coges el truco. Además es un trabajo de equipo y eso siempre une.

Sí, cocinar en la furgo no es lo más cómodo del mundo, pero una vez que terminas y te queda rica rica la comida sientes un orgullo indescriptible y te sabe mejor que la comida de tu madre.

Sí, no tiene baño ni ducha pero es toda una aventura ir con tu papelito en busca del lugar idóneo.Y respecto a la ducha pues caes en la cuenta de que, oye, tampoco hay que ducharse y lavarse el pelo todos los días!

Pero lo mejor son los amaneceres y atardeceres en lugares donde sólo está tu furgo, el olor a cafelito por la mañana, los amigos que haces por el camino, el compañerismo, la sensación de libertad, de ligereza…

Ah! y no te pierdas el Efecto CoolPaul de las Zebra Crazy Green : )))

CoolPaul - Vive ligero

 

 





Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.