El sorprendente origen de las gafas de sol

julio 12, 2016

El sorprendente origen de las gafas de sol

¿Sabías que los primeros en usar unas gafas de sol fueron jueces chinos en el siglo XII? No les servían para protegerse del sol, sino para resguardar los ojos de miradas ajenas y permanecer impasibles ante la declaración de los testigos.

Después fue Sam Foster quien, en 1919, realizó la primera producción de gafas para protegerse del sol. El artículo arrasó en las playas californianas y la compañía (Foster Grants) se hizo famosa durante los años sesenta porque consiguió convertir las gafas de sol en un complemento de moda. Usar gafas de sol era símbolo de glamur aportando un aire misterioso.

Las estrellas de Hollywood fueron los primeros usuarios y Foster aprovechó la ocasión y creo el eslogan publicitario: ¿Quién está tras esas Foster Grants? Y detrás estaban desde Claudia Cardinale hasta Peter Sellers.

Hoy las gafas de sol son multifuncionales. Nos protegen del sol, nos pueden hacer sentir glamurosos, deportivos, clásicos... Pero pensémoslo bien, a veces también sirven para ocultar emociones, ¿no crees? Esos días en los que bajas a comprar el pan de cualquier manera y no quieres hacer contacto visual con nadie (CON NADIE), ese día que te has pegado una llorera viendo una peli y no quieres que se te vean los ojos hinchados, o cuando quieres fichar a una chica sin que te pille… en fin, que las gafas de sol son imprescindibles y hoy en día tienen mil usos!

 ¿Qué tal unas gafas de sol de madera CooPaul?





Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.